Síndrome felino de hipersensibilidad cutánea o síndrome atópico felino

.

.

Las dermatosis felinas, incluidas las enfermedades alérgicas, a menudo son difíciles de manejar. El tratamiento de la dermatitis alérgica felina debe seguir una receta individual para cada paciente y se requiere un enfoque diferente.

.

Lo que estamos buscando es la reducción de las lesiones cutáneas y del prurito, la protección de la barrera cutánea y la prevención de la recurrencia de los signos después de la remisión.

.

Hablaremos del manejo del brote agudo, manejo y tratamiento de la enfermedad alérgica crónica, y recomendaciones e intervenciones para prevenir las recaídas de la enfermedad.

.

En la actualidad se considera que los procesos alérgicos felinos presentan evidentes diferencias clínicas, patogénicas y también de tratamiento, a lo que suele ocurrir normalmente en el hombre y en el perro. En primer lugar, los patrones de presentación clínica en esta especie son diferentes: prurito facial y del cuello; alopecia simétrica o no, dermatitis miliar y complejo del granuloma eosinofílico felino. Por otra parte, el papel que ejerce la inmunoglobulina E (IgE) en el gato, en la mayoría de los casos, no se muestra relevante. Las IgE totales séricas no son un buen marcador de la enfermedad (hay gatos sanos con niveles altos y gatos que presentan síndromes alérgicos con niveles bajos).

.

Por ello, actualmente no se podría definir estrictamente a la enfermedad alérgica cutánea en el gato con el término “dermatitis atópica”, como hacemos en el hombre y en el perro, y quizá el término de “dermatitis por hipersensibilidad cutánea felina” sea más correcto, a pesar de que ambas son manifestaciones alérgicas.

.

De todas maneras, ICADA (International Committee on Allergic Diseases of Animals; www.icada.org), considerando los términos para definir las enfermedades alérgicas cutáneas felinas, adopta el término de “síndrome atópico felino” (FAS), que incluye las reacciones ocasionadas por alérgenos ambientales y por algunas reacciones a los alimentos, excluyendo las ocasionadas por causas parasitarias.

.

MANEJO DE LAS HIPERSENSIBILIDADES CUTÁNEAS FELINAS GENERALIDADES

Para un mayor beneficio, se considera que las actuaciones encaminadas al manejo y tratamiento de estas hipersensibilidades cutáneas deben estar adaptadas, por los veterinarios dermatólogos, a las diferentes características del paciente felino y a su propietario. Se deben considerar los fármacos a emplear con relación a sus efectos, reacciones adversas y secundarias, coste económico, dificultad en su administración y cumplimiento del propietario. En muchas ocasiones se requerirán acciones múltiples, seguimiento estricto y reevaluación del problema.

.

El tratamiento debe ser considerado de por vida. Los medicamentos orales pueden ser difíciles de administrar en la especie felina y en muchas ocasiones se prefiere la aplicación en inyectables. Las terapias tópicas son también en muchos animales difíciles de aplicar y los hábitos de limpieza habituales del gato pueden dificultar su aplicación.

.

La eliminación del alérgeno

Normalmente solo puede resultar factible la eliminación en el caso de los alérgenos alimentarios. En el caso de los aeroalergenos, en la práctica es muy difícil eliminarlos. En la especie felina los ácaros del polvo son probablemente los aeroalergenos más importantes y ciertas medidas podrían limitar su número:

.

• Limpieza con calor húmedo de las zonas donde suele estar el gato.

• Ventilación y aireación del ambiente, colchas y colchones.

• Aplicación de filtros especiales de aspirador con diámetro inferior a 0,3 mm.

• Aplicación de insecticidas ambientales y reguladores de la hormona del crecimiento de los insectos.

.

Infestación por pulgas

En la mayor parte de los casos se debe considerar el control de las infestaciones por pulgas, ya que las pulgas pueden dar por sí mismas cuadros alérgicos (DAP) o exacerbar el problema. Junto al animal afectado, hay que tratar el ambiente y todos los animales que convivan con el gato, con insecticidas adecuados para la especie. Es preferible utilizar en el animal productos que tengan una buena y rápida acción antifeeding, como nitempyram, espinosad o las isoxazolinas. El uso de pipetas (indoxacarb, selamectina, fipronil, imidacloprid, entre otras) también se ha demostrado muy efectivo para el control a medio y largo plazo.

.

Algunas presentaciones actuales son efectivas también frente a otros agentes parasitarios, siendo muy interesante su utilización (fipronil+eprinomectin+prazicuantel y s-metropeno).

.

Para facilitar el conocimiento, dosis y utilización, existe una guía de los antiparasitarios externos que se pueden utilizar en el gato, publicada por ESCCAP (European Scierntific Counsel Companion Animal Parasites) en www.esccap.es.

.

Infecciones concomitantes

El considerar y tratar las infecciones concomitantes por bacterias o por levaduras también es importante en los primeros abordajes de las hipersensibilidades cutáneas felinas. Hay que valorar citológicamente las lesiones cutáneas y también las lesiones del canal auricular y utilizar la antibioterapia adecuada (cefalexinas o amoxicilina-clavulánico como primera opción). Las infecciones por levaduras también son frecuentes pudiendo utilizar itraconazol en casos más graves. Los tratamientos tópicos ayudan mucho en el control de estas infecciones secundarias.

.

ABORDAJES TERAPÉUTICOS RAZONABLES

En las dermatitis alérgicas felinas, en términos generales, se consideran de diferente manejo terapéutico las tres siguientes posibilidades:

.

• Hipersensibilidades cutáneas felinas agudas.

• Dermatitis alérgicas felinas crónicas.

• Prevención de recaídas en las dermatitis alérgicas felinas.

.

Como sintomatología clínica, en las fases agudas suelen aparecer lesiones maculares o papulares eritematosas. La evolución a la cronicidad lleva a la aparición de costras y excoriaciones; al mismo tiempo aparecen hiperpigmentaciones y liquenificación.

.

TRATAMIENTO DE LAS HIPERSENSIBILIDADES CUTÁNEAS FELINAS AGUDAS

Para empezar hay que valorar y tratar las infestaciones parasitarias (pulgas) y las infecciones por bacterias o levaduras.

.

BAÑOS Y CHAMPÚS NO IRRITANTES E HIDRATANTES

La utilización de champús es en sí una gran ayuda en dermatología. Se utilizan básicamente para el control de las infecciones secundarias, la hidratación y el restablecimiento de la barrera cutánea, aspecto fundamental en el tratamiento de las hipersensibilidades cutáneas.

.

GLUCOCORTICOIDES Tópicos

El uso local de spray como el aceponato de hidrocortisona o de triamcinolona más ácido acetil salicílico, siguiendo las recomendaciones de los laboratorios, puede mostrarse efectivo en las lesiones agudas localizadas (espacios interdigitales, pabellón auricular, cuello, etc.). El aceponato de hidrocortisona presenta como particularidad la dificultad en traspasar la membrana basal, lo que lo hace más seguro. Estas aplicaciones tópicas pueden mejorar considerablemente el prurito y las lesiones cutáneas.

.

El uso de pomadas con corticoides más potentes es más controvertido y debe evaluarse su aplicación, sobre todo teniendo en cuenta a los posibles lamidos del animal. Si el gato no tolera la aplicación del spray se puede intentar aplicar el producto con alguna toalla frotando suavemente. Algunos de estos productos pueden no estar autorizados para gatos y hay que tenerlo en cuenta e informar al propietario. Los gatos pueden ser sensibles a la aparición de atrofia cutánea en el uso continuado de estos fármacos.

.

Orales

Los gatos parecen ser más resistentes a los efectos adversos de los glucocorticoides que lo que sucede en el perro o en el hombre. La prednisona no es tan eficaz en los gatos, por lo que se utiliza principalmente la prednisolona o la metilprednisolona, inicialmente en dosis de 1-2 mg/kg/día, bajándose progresivamente hasta intentar dosis de 0,5-0,1 mg/kg/cada 48 horas. Los efectos adversos son proporcionales a la dosis, duración del tratamiento, de la administración y las características propias del gato.

.

La dexametasona oral, en dosis inicial de 0,2 mg/kg/día reduciendo después en dosis de 0,05 a 0,1 mg/kg cada dos o tres días, se podría utilizar en casos más refractarios.

.

Inyectables

El uso de la medicación oral es difícil a veces para muchos propietarios. La eficacia de la corticoterapia suele ser muy efectiva en periodos cortos, aunque con el tiempo tiende a disminuir en muchos casos. El acetato de triamcinolona en dosis de 5 mg/gato vía SC se puede emplear en casos refractarios.

.

El acetato de metilprednisolona, con efecto depot, en dosis aproximada de 20 mg/gato, vía SC o IM, se debe utilizar con mucha precaución, debido a posibles efectos indeseables (sistémicos y también locales —paniculitis, vasculitis, necrosis epidérmica—) cada tres o cuatro semanas.

.

Su uso en gatos que no admiten la medicación oral o son agresivos hace que este producto sea el que ocasionalmente se utiliza, aunque no es recomendable.

.

Hay que prever, no obstante, siempre en el uso de corticoides los posibles efectos secundarios; infecciones secundarias, cutáneas y urinarias, incremento de peso, poliuria/polidipsia, diabetes, síndrome de Cushing iatrogénico, fragilidad cutánea, etc.

.

OCLACITINIB

En las hipersensibilidades agudas felinas se puede intentar el uso de oclacitinib oral en dosis más altas que las recomendadas para en perro (0,6-0,8-1 mg/kg inicialmente dos veces día y después bajar a una vez al día). El uso de oclacitinib necesita más estudios para el gato, para comprobar su efectividad, dosis y efectos adversos. Su uso no está aún aprobado para la especie felina.

.

MAROPITANT

Se han publicado algunos estudios sobre el uso del maropitant, un antiemético utilizado para el tratamiento de vómitos en el perro, como terapia adyuvante en perros atópicos, su efecto parece limitado. Parece ser que el efecto podría ser más fuerte en gatos, principalmente en prurito cérvico-facial.

.

GABAPENTINA

Fármaco utilizado principalmente en dermatología en el síndrome de hiperestesia felina, caracterizado por excesivo acicalamiento, prurito, dermatitis y sensibilización-dolor dorsal. La gabapentina parece modular la vía del dolor en el sistema nervioso central. Es muy controvertido su uso en las hipersensibilidades felinas.

.

TACROLIMUS TÓPICO

Se utiliza al 0,1 %, como inhibidor de la calcineurina. Se puede utilizar en lesiones muy localizadas con buen efecto.

.

BIBLIOGRAFÍA

1. Bettenay SV. Response to hyposensitization in 29 atopic cats. In: Kwochka KW, Willemse T, von Tscharner C, eds. Advances in Veterinary Dermatology, Vol 3.Oxford UK: Butterworth Heinemann, 1998:517-518.

2. Burrows A. Management of the allergic cat. Proceedings of the continuing education programme. Bourdeaux 8th World Congress of Veterinary Dermatology. 2016. 254-262.

3. Diesel AB. Allergen-Specific Immunotherapy, In Noli C, Foster AP, Rosenkrantz W eds Veterinary Allergy, Jhon Wiley & sons; 2014: 234-236: 107-111.

4. Koch SN, Torres SMF, Diaz S, Gilbert S, Rendahl A. Subcutaneus administration of ciclosporin in 11 allergic cats- a pilot open label uncontrolled clinical trial. Vet Dermatol 2018; 29.

5. Nett-Mettler CS. Allergen specific immunotherapy in cats. An evidence based review. Proceedings of the continuing education programme. Bourdeaux 8th World Congress of Veterinary Dermatology. 2016. 269-279.

6. Noli C, Matricoti I, Shievano C. Efficacy of oclacitinib in allergic cats. A multicentric randomised, blinded, methylprednisolone- controlled study. 29 Annual Congress of the ESVD-ECDV 2017. Lausanne.

7. Ortalda C, Noli C, Colombo S et al. Oclacitinib in feline nonflea, nonfood induced hypersensitivity dermatitis: results of a small prospective pilot study of client-owned cats. Vet Dermatol 2015, 26: 235-e52.

8. Schmidt V, Buckley LM, McEwan NA et al. Efficacy of a 0.0584 %hydrocortisone aceponate spray in presumed feline allergic dermatitis: an open label pilot study. Vet dermatol 2011; 23: 11-e4.

9. Wisselink MA, Willemse T. The efficacy of cyclosporine A in cats with presumed atopic dermatitis: a double blind randomized prednisolone controlled study. Vet Journal 2009; 180:55-59.

.

.

Share on facebook
Facebook
Share on email
Email
Share on twitter
Twitter